10 Verdades Para Mantener Tu Relación De Pareja Sana en el 2020


relación de pareja sana

La pareja es la persona con la que compartimos nuestra vida, por eso es muy importante que haya estabilidad en ella. el uno/a como el/la otro/a tienen que aportarlo mejor de sí para garantizar una relación estable y duradera. Es importante que ambos se conozcan muy bien, que conozcan sus fortalezas y sus debilidades para ayudarse mutuamente a superarlas, así como establecer la tolerancia entre ambos. Puede ser que el uno no esté dando lo mejor de sí y esto se soluciona a través de un diálogo sincero donde ambos puedan expresarse.

Una pareja estable está basada en la sinceridad, la comprensión y la tolerancia. Conocerse mutuamente es la clave para ayudarse entre ambos a mejorar como personas de manera que pueda haber armonía entre la pareja. La pareja debe ser uno de los mejores amigos, un compañero con el que hay que mantener una relación que permita sentirse bien en su compañía y viceversa. Estas 10 verdades para mantener tu relación de pareja sana te orientarán en tu relación con tu pareja para que esta sea la mejor experiencia de tu vida y también beneficiarán a tu pareja significativamente.

¿Qué es una relación de pareja sana?

Una pareja debe saber entenderse mutuamente y estar unida en los buenos y malos momentos. Tanto un miembro como el otro deben reconocerse tal como es ante el otro para que se establezca la confianza. La desconfianza y la falta de sinceridad es una de las mayores causas del fin de una relación. Esta es una de las 10 verdades para mantener tu relación de pareja sana.

Habrá algunos momentos en los que tú y tu pareja quieran tirar la toalla y esto solo lo pueden solucionar conociéndose más. Deben compartir los buenos y malos momentos para apoyarse mutuamente. Las peleas son muy comunes, pero en estas peleas deben encontrar sus debilidades y aprender a limar sus asperezas.

Piensa que tu pareja es más que tu amigo, por eso debes ver en ella un apoyo, una compañía, la persona que siempre estará contigo en las buenas y en las malas. Una pareja no es solo para tener sexo sino también para compartir tu vida y sentirte amado/a. Por eso la actitud de ambos es importante para que la relación sea sana y duradera.

Una relación de pareja saludable es aquella donde existe la lealtad, la comprensión, el amor tanto para la pareja como para sí mismo y la sinceridad. Si valoras a tu pareja más que a nada, es importante que te conozcas bien a ti mismo/a para saber en qué podrías fallarle a tu pareja y que podría agradarle más de ti. Así la relación será maravillosa y estable.

Características de una relación sana

Una relación sana depende siempre de los dos. No debe ser uno nada más el que lo dé todo. Una pareja es como un cuerpo donde los miembros son los órganos más importantes para darle vida, por lo tanto los dos deben trabajar en encontrar sus fallas en la relación para corregirlas y sacarle más provecho a sus cualidades en ella. Entre las  claves para mantener tu relación de pareja sana está que debe tener las siguientes características:

  1. Compañerismo: En una relación de pareja sana no es positivo que los miembros sean individualistas. Ambos deben compartir muchas cosas como sus cosas y sus momentos especiales. Deben pensar siempre en ayudarse el uno al otro. Por ejemplo, es muy lindo que cuando salgan si a tu pareja le dan ganas de tomarse un refresco, piense en ofrecerte uno a ti, o cuando le prepares algo de cenar, te ayude en lugar de pensar solo en comer.
  2. Sinceridad: La falta de sinceridad y confianza son las causas más comunes de muchas rupturas. Siempre deben ser comunicativos/as entre sí y no guardarse secretos. Si un día no pudieron reunirte, deben decírselo, si frecuentan a varios amigos, si tienen algún problema personal. Ambos deberán entenderse y pensar que en la relación de pareja no todo es felicidad y salir juntos.
  3. Tolerancia: Ninguna pareja es perfecta. Siempre habrá algo del uno que el otro no lo tolere. Ambos deberán trabajar en ello y comprender que ni los príncipes azules ni las princesas son perfectos. Siempre tendrán sus diferencias, pero podrán arreglarlas hablando. Que tu pareja te acepte tal como eres sin pretender cambiarte y viceversa es algo muy valioso en la relación.
  4. Amor y entrega: El amor es lo que une la relación. Si ambos se aman sinceramente, deben demostrárselo. Un bonito detalle como unas flores, unos chocolates o una salida los hará muy felices a ambos. Tener una noche de pasión y dedicarse el mayor tiempo posible será muy beneficioso para ambos.
  5. Fidelidad: En esta era las infidelidades ya no son nada sorprendente. Pero es mejor que las eviten a toda costa. Si alguno/a siente que ya la relación no está funcionando y que va dejando de amar al otro por alguna razón, es mejor que lo comunique y no que al otro le caiga por sorpresa. Es importante que considere los momentos bonitos que ha vivido junto a esa persona para no romperle el corazón con un engaño repentino.

10 Tips para mantener una relación de pareja sana

La estabilidad en la pareja depende de los dos. Cada uno debe dar lo mejor de sí para que la relación no sea desastrosa y reine la felicidad entre los dos. Ambos deben valorar la relación a través de su actitud. Estas 10 verdades para mantener tu relación de pareja sana te ayudarán a mejorar tu vida amorosa y a disfrutar más de tu relación.

  1. La comunicación es su vía: Mantener la comunicación entre ambos les permitirá resolver sus diferencias, conocerse mutuamente, ser sincero el uno con el otro. A través de la comunicación podrán resolver sus inquietudes y buscar el apoyo mutuo. Una pareja que nunca se cuente sus cosas o que nunca exprese lo que en verdad siente es como una pareja de columnas de piedra.
  2. Estar juntos en las buenas y en las malas: En una relación de pareja sana debe haber unión en los buenos y malos momentos. Si, por ejemplo, tu pareja está pasando por un momento difícil en su vida, tú debes ser su apoyo y viceversa. No deben estar ajenos a lo que está pasando el uno. El uno tiene que ver en el otro un apoyo espiritual.
  3. Mostrarse el uno ante el otro tal cual es: Debes ser tú mismo/a ante tu pareja. No debes pretender ser algo que no eres solo por agradar a tu pareja. Si ambos se tienen amor de verdad, sabrán aceptarse tal cual son sin que el uno pretenda cambiar al otro.
  4. No piensen que la vida es un cuento de hadas: En toda pareja, por más amor que exista entre ellas, siempre habrá problemas que ambos tienen que superar unidos. Tener la falsa expectativa de que vivirán “felices por siempre” y que nunca tendrán ningún problema puede ser perjudicial para la relación. Deben ver los problemas como “pruebas” que deben superar para fortalecer su relación.
  5. Sean sinceros con respecto a lo que el uno piensa del otro:En la comunicación es de gran importancia que también expresen lo que piensa el uno del otro, no se trata de querer cambiarlo sino de hacerle saber qué molesta del uno al otro y qué agrada. De esta manera podrá haber más armonía en la relación.
  6. La dependencia hacia la pareja no es buena:Muchas rupturas de relaciones se han debido a que uno de los miembros se siente atado al otro, como si fuese de su propiedad. Siempre necesitarás tener a tu pareja a tu lado y él/ella a ti, pero eso no quiere decir que tenga que dedicarse solo a ti ni tú a él/ella. Cada uno necesita su espacio. Una dependencia excesiva puede dar lugar a celos y desconfianza y esto puede ser negativo en la relación. Que sean pareja no quiere decir que no puedan estar por un momento cada quien por su lado y estar con otras personas. Ni eres dueño/ de tu pareja ni él/ella es tu dueño/a.
  7. Un buen sexo también es importante: Las relaciones sexuales son parte esencial de una relación de pareja. Ambos pueden experimentar nuevas formas de hacer el amor para aumentar el placer. Una buena noche de sexo puede ayudar a la pareja a fortalecer la relación y a unirlos más, incluso cuando peleen por celos. Pero ¡ojo! Que el sexo no sea un vicio para los dos, tu pareja no siempre tendrá ganas de hacer el amor y deberás respetárselo. No lo/la asfixies queriendo tener sexo a cada rato.
  8. Deben complacerse el uno al otro: No negarás que te hace feliz que tu pareja te consienta, te regale lo que te gusta, te lleve a los mejores lugares y te prepare los platillos que tanto te gustan. Si tienes una pareja que haga todo eso, bien por ti, por eso debes ser recíproco/a y complacerlo/a también. En una pareja es muy importante tanto dar como recibir, que no sea más lo que das que lo que recibes ni viceversa.
  9. Compartan un tiempo de calidad: Dediquen un día para salir al cine o a cenar. Hagan lo que más les guste y compleméntenlo conversando temas agradables. A tu pareja le encantará que converses de temas interesantes y tengas buen gusto. Además así ambos podrán disfrutarse el uno al otro.
  10. Ámate a ti mismo/a: Antes de amar a tu pareja, debes aprender a sentir amor por ti mismo/a. No debes ser como un tapete sobre el cual debe pisar tu pareja. Si el uno se siente dominado por el otro, debe ponerle límites y no dejar de ser él/ella mismo/a solo por complacer a la pareja. Ninguno es propiedad del otro.

Lo que no se debe hacer en una relación de pareja sana

Para mantener una relación de pareja saludable es importante conocer bien los errores más comunes que las parejas cometen y que provocan que la relación decaiga. Esto es lo que no deben hacer para tener la mejor relación.

  1. Pensar más en sí mismo que en el otro: Es muy importante que comprendan que en una pareja no siempre podrán ponerse los dos de acuerdo. No siempre tiene que ser uno el complacido y escuchado. Debe haber equidad. Por ejemplo, si tu pareja quiere ver una película y tú quieres ver otra, pero la vez anterior vieron la que tu elegiste, es el turno de tu pareja de elegir la película.
  2. Restarle atención a la pareja cuando se está con ella: Es muy desagradable que mientras estás compartiendo con tu pareja, ella esté conectada al Smartphone o pendiente de sus asuntos de trabajo en lugar de darte la atención que mereces de ella.
  3. Querer que el uno se dedique solo al otro: Ninguna relación puede funcionar bien si uno/a de los/las dos se siente acosado/a por el otro/a. Cada uno debe tener su espacio y su tiempo para resolver sus asuntos personales, del trabajo y los estudios. La pareja no es un juguete con el que siempre se quiere jugar y no prestárselo a nadie.
  4. Depender de los demás en las decisiones con la pareja: Si piensas que tu pareja es la persona perfecta para ti, la/lo conoces muy bien y le has dado tu confianza, debes tener seguridad al momento de tomar una decisión con ella. Una dependencia hacia los padres u otros familiares puede perjudicar mucho la relación. Debes ser firme en tus decisiones y luchar por vivir feliz con tu pareja sin que nadie se interponga.

Tener una relación de pareja sana es trabajo de los/las dos. De la actitud de ambos/ambas dependerá el éxito de la relación. Esta es como una planta que ambos/ambas deben regar para que crezca y se fortalezca. Así las peleas y las diferencias pasarán a segundo plano.

Facebook Comments

Recent Content